Las Ciudadanías Comunicativas, territorio estratégico en Comunicación

 

 

Javier M. Santoyo M./ El territorio estratégico de las ciudadanías comunicativas, orienta una gestión integral desde la Comunicación, para facilitar y fortalecer los procesos de participación, expresión e información de los habitantes de una nación (Prieto, Badillo, 2015). Las ciudadanías comunicativas se legitiman en el avance de la democracia participativa, que, en el caso de Colombia, se materializa en la Constitución Política de 1991.

En la era de la globalización, el mundo registra contradicciones de todo tipo. Como lo señala Jesús Martín Babero (2010) hay una explosión de identidades que traducen pluralidad, pero a la vez hay movimientos para uniformar y estandarizar las prácticas culturales de los individuos. Lo mismo ocurre con las acciones de los ciudadanos que se organizan en movimientos para exigir el respeto por sus derechos; por un lado en la Globalización florecen sus planteamientos y reclamos, pero de la misma forma, son excluidos o tergiversados en las narrativas de las grandes corporaciones mediáticas, que se constituyen como un poder homogeneizador.

Es en ese marco, donde el territorio estratégico de las Ciudadanías Comunicativas emerge como alternativa para permitir la acción política y las representaciones sociales y mediáticas equitativas, de los ciudadanos organizados en movimientos sociales. Retomando a Manuel Castells (2008), estamos en la era de la autocomunicación de masas, en donde los ciudadanos con la mediación de una plataforma tecnológica pueden participar en los nuevos medios de comunicación digitales, en cuyo espacio se configura el poder. Estos nuevos espacios adoptados dentro de una estrategia compleja de comunicaciones, potencian el ejercicio de la acción política de estos movimientos. Para que esa acción política sea efectiva y que constituya un ejemplo de ciudadanía comunicativa, debe ir más allá de la presencia en la virtualidad, es decir, se debe materializar como una acción en el terreno social, garantizando la participación de los ciudadanos en los espacios legales de discusión del Estado.

De otro lado, esa acción política puede traspasar las fronteras del país en donde actúan los movimientos sociales. Las Ciudadanías Transnacionales, señaladas por Camilo Tamayo (2014), nos llevan a entender el fenómeno actual de surgimiento y reclamo de nuevos derechos por parte de personas y movimientos sociales, utilizando procesos comunicativos. No sólo ejercen presión, resistencia y solidaridad desde el contexto próximo, sino desde cualquier parte del mundo. La ciudadanía transnacional activa una acción política deslocalizada y basada en nuevas identidades, no sujetas a la nación sino a la identificación con causas y símbolos, que la hacen practicable desde cualquier lugar del planeta (Corredor, Rincón, 2014).

Adicionalmente, el ejercicio de una Ciudadanía Comunicativa plena, permite lograr una representación mediática más equitativa y menos estigmatizada para los grupos ciudadanos, dentro de las narrativas de los medios de comunicación. Las nuevas plataformas tecnológicas y el acceso de los ciudadanos de base a las mismas, hace que se pueda autogestionar una representación libre de intereses externos, más justa y cercana a la realidad. El fenómeno del Periodismo Ciudadano, está en esa vía, de garantizar una representación social y mediática igualitaria, y con poder de negociación frente a los grupos que tradicionalmente han dominado la escena mediática y pública (Averdi, 2005).

Se puede concluir, que el territorio estratégico de las Ciudadanías comunicativas, activa procesos de reconocimiento, pluralidad, reposicionamiento político y participación en la era de la Globalización, articulando el potencial de las nuevas herramientas tecnológicas, con la intervención de los ciudadanos en la vida pública.

Bibliografía:

Prieto, D. & Badillo,M. (20015). Territorios Estratégicos. UNAD.

Martín-Barbero, J. (2010). Comunicación y cultura mundo: nuevas dinámicas mundiales de lo cultural. Signo Y Pensamiento, 29(57), 20-34. http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2051/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=56676157&lang=es&site=ehost-live

Castells, M. (2008). Comunicación, poder y contrapoder en la sociedad red (I). Los medios y la política. TELOS: Cuadernos de comunicación e innovación, (74), 13-24.

Corredor, C. P. G., & Rincón, J. C. V. (Eds.). (2014). Movimientos sociales e internet. Pontificia Universidad Javeriana.

Ayerdi, K. M. (2005). Periodismo ciudadano: voces paralelas a la profesión periodística. Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación, (90), 4-13.

Rodríguez, E. C. (2015). Procesos de enmarcamiento y estrategias comunicativas de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil en las protestas de 2011 en Colombia. Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación, (128), 69-84.

Aviso Legal: Uso de textos

Condiciones sobre uso de textos de Gestionar Comunicación en:

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Anuncios